La depresión en la adolescencia

Ene 11, 2022

0

La depresión en la adolescencia

Este jueves 13 de enero Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, un asunto que, al igual que otros relacionados con la salud mental, va ganando terreno en el debate público, alejándose de la etiqueta de tabú que ha portado a lo largo de tantos años. La Organización Mundial de la Salud (OMS) presenta unas cifras que deberían hacernos recapacitar: se estima que más de 322 millones de personas a nivel mundial padecen depresión, con España colocada en el cuarto escalón europeo en cuanto a número de casos (2,4 millones de personas).

Mientras la sociedad va dando la importancia necesaria a la depresión, el ámbito de la salud mental continúa trabajando para favorecer un diagnóstico precoz, una herramienta que se antoja clave para disminuir factores de riesgo como el suicidio, que ya ha pasado a considerarse como la pandemia silenciosa: 2020 fue el año con más suicidios en España; 3.941 personas se quitaron la vida, lo que supone un incremento del 7,4% con respecto a 2019.


91 564 99 43
Teléfono del Proyecto COAR

Qué duda cabe que el contexto de pandemia ha agravado un problema que no es en absoluto nuevo. La incertidumbre generada por la covid-19, una mayor tasa de mortalidad a causa del coronavirus y su huella en el plano económico (destrucción de puestos de empleo e inestabilidad laboral) han acabado por completar un escenario en el que los casos de ansiedad y depresión se han incrementado.

CASO ESPECIAL
Desde el Proyecto COAR ponemos el foco en la incidencia de este problema dentro de la población adolescente. Para ello es absolutamente necesaria la implicación del entorno familiar, especialmente a la hora de estar atentos a los síntomas que no deben confundirse con episodios esporádicos y limitados de tristeza.

En este sentido, a continuación planteamos una serie de preguntas que pueden definir el diagnóstico del adolescente:

  • ¿Se le ve constantemente triste?
  • ¿Da la sensación de estar vacío de sentimientos? ¿Nada le conmueve, emociona o enfada?
  • ¿Siente que todo le sale mal?
  • ¿Habla muy poco del futuro y si lo hace apenas pone esperanza al hacerlo?
  • ¿Se siente con culpa por ese presente que describe tan oscuro?
  • ¿Está irritable la mayor parte del tiempo?
  • ¿Ha perdido interés o placer para realizar actividades que con anterioridad disfrutaba?
  • ¿Come y/o duerme a deshoras?
  • ¿Se siente excesivamente cansado todo el día?
  • ¿Tiene problemas para concentrarse?
  • ¿Se le nota más ansioso o inquieto que antes?
  • ¿Tiene problemas para tomar decisiones?
  • ¿Se ha separado de su grupo de amigos?
  • ¿Ha intentado autolesionarse?
  • ¿Ha hablado alguna vez de su propia muerte o del suicidio?
  • ¿Su videojuego favorito ya no le reporta diversión?
  • ¿Ha dejado de practicar deporte?
  • ¿Toma alguna sustancia tóxica para su organismo?

A partir de las respuestas, y siempre con el apoyo de un especialista, se puede establecer un diagnóstico y un tratamiento. Recuerda que en Proyecto COAR abordamos esta y otras cuestiones desde un enfoque multidisciplinar y con un equipo de garantías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.